martes, 28 de octubre de 2008

Octubre

Por lo visto este mes está terminándose. Acaba de informármelo una amiga que me dice que ha sido un mes increíblemente largo para ella y que no puede creer que aún continue siendo octubre. A mí, al contrario, se me ha ido como agua en las manos. O arena. O lo que sea. Rápido, inexplicablemente rápido. Ni siquiera sé por qué lo cuento o para qué. Quizás pienso que en el fondo conjuraré un maleficio. O quizá sólo quiero escribir algo para repetirme al hacerlo que soy yo, siempre, yo, pase lo que pase y dejar de preguntarme por qué apenas si escribí en este octubre.
Lo fácil que es acostumbrarse a ciertas cosas, como a octubre. Y claro, rápido o lento, lo seguro es que pasa. Se acaba octubre, un mes tan bonito. Es una pena.

1 comentario:

cristinha dijo...

cada mes ten o seu propio encanto
:) saudiños