martes, 17 de febrero de 2009

Un beso

Leo la noticia de que en la ciudad donde me crié se ha batido un récord. No es que eso me interese particularmente. Pero era de besos colectivos. Y los besos, ay, los besos, eso sí que me interesa.
Busco besos en canciones: Tus besos eran mi faro; bésame mucho, como si fuera esta noche la última vez; fingiré que estoy besando los labios que estoy extrañando; báilame a través de las cortinas donde nuestros besos se han desgastado; el veneno que me das en cada beso...
Antes de leer la noticia iba a escribir aquí una historia. Una de un beso. Me pregunto si alguno de los cerca de cuarenta mil besos que batieron el récord será como ése. Un beso casi casi inesperado que difumina el mundo. Un beso con todas las ansias y ninguna prisa.
Un beso que no promete nada más que ese mismo instante.
Perdónenme el cinismo, pero quiero aclarar que no hablo de amor. Sólo de besos. De un beso. Y ya sé que los besos, como casi todo, son mejores si hay amor. Pero quiero reivindicar el poder del beso más allá del amor, por sí mismo. Un arrebato de intimidad, de entrega, de cercanía. Una invitación y una confesión.
Ay, los besos. O mejor dicho, ay, un beso.
Será la primavera.

5 comentarios:

Cesc dijo...

Los besos dan para una y mil historias. Un dia postearé acerca de un beso anonimo, que siempre formará parte de mi...

Fue en el Zócalo de Ciudad de Mejico, no? Bonito lugar para criarse

Besos

Lasosita dijo...

Pues será la primavera... no sé si llegó antes un comentario mío.

Decía que los besos son un vehículo de sentimientos, e incluso no siempre agradables para el que es besado...

Besos de amistad, Leola!

Marisa dijo...

El beso es el mejor antídoto contra la depresión.
Besémonos mucho.

merce dijo...

Un beso que difumina el mundo...

Precioso Leola!!!

Un abrazo grande.

Leola dijo...

¡Me muero por leer ese post, Cesc! Y si, fue ahi; un lugar, cuando menos, interesante. Un beso.

Lasosita, no llegó ningún mensaje anterior ¿a dónde se irán esos comentarios que no llegan? Me hiciste pensar en eso de que no siempre es agradable lo que se transmite en un beso...interesante. Otro beso para ti.

Contra la depresión, contra la ansiedad, contra la nada que inunda la vida. Me uno a tu consigna, Marisa ¡a besar se ha dicho!

Querida Merce, muchas gracias por tu comentario, yo también te mando un abrazo, y además un beso grande. Lástima que a pesar de sus poderes no lo curen todo.