miércoles, 11 de febrero de 2009

Desvanecimientos

Un virus me ha dejado fuera de combate los últimos días. Cuando se fueron los síntomas más molestos, se apoderó de mí una debilidad muy parecida a una pereza muy extrema. Aproveché el deseo de no salir de cama (la lluvia perenne puede que haya influido en ese estado) para leer. También vi cosas interesantes en la tele. Así conocí a Terence Nunn.
Terence es un fotógrafo inglés que retrata cosas en desaparición. Tiene una página en internet que titula Pictures of a Vanishing World. Aunque to vanish se traduce como desaparecer yo lo entiendo en este caso más como desvanecerse, así, poco a poco. El señor Nunn toma fotografías de lo que se está perdiendo. Aún está ahí, pero ya se está yendo. Ruinas de la guerra, edificios anacrónicos y ruinosos en el moderno Londres, carteles publicitarios de productos que ya no existen, estructuras irreconocibles y otras imágenes que por mil razones están condenadas a desaparecer. Cosas que están en el mundo en un estado intermedio. Se desvanecen. Un estado intermedio palpable, reconocible en los ladrillos rotos, los cristales estropeados, la pintura desconchada, la decoración anticuada.
Glorias no tan remotas, cotidianeidades obsoletas, cultos, sueños, vidas pasadas de moda.
No cabe duda que todo pasa y todo queda.
Pero lo nuestro es pasar.

4 comentarios:

Cesc dijo...

B U E NI SI M O!!

merce dijo...

Buena reflexión...Leola.
Me encantó verte, ayer. Un abrazo grande.

Leola dijo...

¡Muchas gracias por el entusiasmo Cesc! Muy alentador. Un beso.

Leola dijo...

Gracias por el comentario Merce. A mi también me gustó mucho verte (y además tan guapa), ojalá que la próxima vez sea menos corta, me quedé con ganas de más.
Espero que estés bien. Un beso grande.