lunes, 11 de mayo de 2009

Esta entrada no habla de amor

Esta entrada no habla de amor. Habla de lo otro. No de lo contrario al amor, que sería o bien el desamor, o bien el odio. Cada uno que elija la que prefiera. En todo caso el antónimo está sujeto a debate. No seré yo quien lo inicie. No en esta entrada, porque su tema es otro. Su tema es esa otra cosa. Esa que no es amor. Porque, a pesar de lo que indiquen los libros, las telenovelas, la publicidad y los cánones sociales, señores, no todo es amor. Quiero decir, no todo lo que se siente cuando se siente algo es amor. Y tampoco es necesariamente algo así como la antesala del amor, ni el deseo del amor, ni las ganas de amor. No es tampoco una posibilidad, ni un principio, ni un mini-amor. No, no, no. Algunas cosas no son amor, no lo serán, ni quieren serlo. Ni podrían aunque quisieran. Pero claro, del amor hablan todos. De esa otra cosa, que no es amistad, ni cariño, ni amor, de esa nadie habla. Será porque no se puede explicar. Será porque se parece demasiado a todo sin decidirse a ser nada. Será que no es nada. No sé lo que es, lo único que sé es que, desde luego, no es amor. Tras esta introducción, la entrada:
¿Por qué coño se me paraliza el corazón cuando te veo?

8 comentarios:

Sir Bran dijo...

Querida Leola, quisiera ser yo quién pudiera arrojar un cubo de claridad sobre tu texto, pero me temo que también estoy incapacitado para marcar límites tan difusos como los que tratas.
Yo te diría que esa entrara sí que habla de amor.
Y quizá de entre toda esa niebla de dudas... haya salido la frase final.
Muy litararia la entrada (incluso el taco final).
Se ve que tus noches están rebosadas de bellas reflexiones.
Un bico.

Gata dijo...

Se llama dopamina...estás segregando demasiado. No te preocupes se te pasara ;P
¿quién ha preguntado?

http://www.sindioses.org/noticias/El%20amor.html

jeje
Un besazo guapa...sabes? tb estamos exactamente en la misma situación ahora, ;)

pasajera dijo...

ay, no sabes cuanto te entiendo...

maldita sea!!!
aaaaaahhh
jajaja

si es que estoy un poco zumbada, pero no sé, eso no puede ser amor...jorrr! pero si fuese un caso de que surgiese la alquimia necesaria para la transformación, please... avisa!

bzozzzz

una más... dijo...

Uhmm... paso palabra, pero sé de lo que hablas, creo que tampoco sé la respuesta, no hay quien se aclare con la mierda del corazón..
( que bien sienta decir algun taco que otro :P )
Besazo..

Jorge dijo...

No sé, el lenguaje suele ser insuficiente para describir los estados intermedios. ¿Amor? ¿Cuelgue? ¿Pasión? ¿Tontería? Entiendo ese estado de no pero sí pero a lo mejor pero tampoco... Ya te ha dicho una gata que se pasará, mientras tanto mántente alejada de los boleros.

Lo que se detiene el corazón es en sentido figurado, ¿no? Ahora no me querría preocupar...

Besos desde acá

Marisa dijo...

Creo que la respuesta está
en el final.
Cuando se siente así,
lo que no es, puede
llegar a ser.
¡Al tiempo!

Un biquiño.

Leola dijo...

Gracias por la intención Sir Bran. La verdad que no sé si hay dudas o una claridad prístina... Solo sé que no sé nada. Un bico para ti.

Tienes toda la razón querida Gata. El artículo, muy claro e ilustrativo. En todo caso, espero que disfrutes más que yo de esta situación. Un beso.

Bien lo dices, pasajera, maldita sea. No dudo que en ocasiones surja esa alquimia, pero no en esta... y así tiene que ser. Pero si me entero de alguna fórmula te aviso ;). Un besito.

Es curioso, una más..., que a pesar de no encontrar las palabras, sabemos de lo que se habla ¿no? Y es que como bien dices, no hay quien se aclare.
Un besito para ti.

Gracias por la recomendación querido Jorge, pero me he tirado a la trova cubana y yo creo que es peor. En la vida real tengo más taquicardias que paradas cardíacas, pero quiero que sepas que tienes la facultad de hacerme sonreír hasta en mis momentos más melancólicos. Gracias. Y por otro lado, espero no parecer una perturbada mental, pero esta noche soñé con Cesc y contigo. Interesante ¿no? Besazos.

Tú, dulce Marisa, siempre destilas más optimismo y esperanza del que yo soy capaz de admitir sin pruebas. Supongo que hay heridas que aunque ya no duelan mantienen sus cicatrices.
Gracias por tus palabras.
Un beso grande.

David dijo...

El antónimo del amor...
¿Odio o desamor?
Creo que pueden ser los dos
en distintas etapas,
en cuanto a la pregunta final
pienso que es algo que
debes acarar por ti misma.
Suerte en esa tarea y animo!
Un beso,
David.