martes, 16 de junio de 2009

Ni vacaciones ni ligues ni leches

Yo quería escribir una entrada sobre mi triste y viejo ordenador que me ha dejado una semana fuera de servicio.
Quería escribir una entrada contando que ya veremos lo que sale, pero me pinta un verano delicioso por delante gracias a planes, viajes, playas y amigos.
Iba a contar cómo el sábado por la noche me di cuenta a mis treinta y pocos años de que no sé ligar.

Entré en Internet para leer los muchos correos acumulados, para concretar fechas de mi verano, buscar información que necesito, localizar transportes varios, para recrearme en las muchas entradas nuevas de los blogs que sigo.

Los blogs que sigo. Los he contado. Son veintiseis, más un par que no he colgado aun ahí, a la derecha de estas letras, bajo el título Blogs que yo leo. Si no hiciera de esta una entrada aún más aburrida, iría uno por uno explicando por qué los leo y por qué me importan. Con cuáles me siento brutalmente identificada, a cuáles admiro con secreto fanatismo, quiénes me parecen genios, cuáles son mis favoritos.

Escribiría una entrada sobre todo esto, pero ya no. En el blog de Susi me entero de que murió el firmante de otro blog que sigo, Ángel. Supongo que debo decir seguía, un blog que seguía.

Llevo varios minutos pensando qué escribir en esta línea. No lo sé. No voy a hablar del blog de Ángel ni de él mismo. Ni de su perro Xoco. Ni de las extrañas relaciones que se tejen, difusas pero reales, en estas redes.

Hace muchos años, incluso antes de que Internet tuviera el interés que tiene para mí hoy en día, ya decía y sigo diciendo que hay amigos para todo. Yo tengo amigos a quienes no les cuento intimidades, amigos a quienes no veo a menudo, amigos con los que no querría salir de farra. No todos tienen que ser los amigos ideales, aunque hay quien se acerca. Tiene formas muy amplias la amistad y no me importa abusar de ellas. No hay especies de amistad, para mí son amistades, diferentes, curiosas, especiales. Pero de una manera u otra, son. Y sí, siento cariño por gente que no conozco en persona, y me emociono al saber que, por ejemplo, un nuevo y viejo amigo bloguero está enamorado y feliz. No pretendo sobrevalorar un muerto, ni decir de él lo que en vida no fue. Pero creo que se murió un amigo.

Tiendo al drama, así que entiendo si esto resulta exagerado. La verdad es que me ha impactado saber que Ángel ha muerto y siento algo que quizá se llame desazón.

Espero que alguien cuide de Xoco.

Yo, por mi parte, sigo sin creerlo. No es solo por Ángel, es por la muerte. Como de costumbre, solo la evidencia de la ausencia cotidiana me hará caer en la cuenta.

Se ha muerto un bloguero. Es mi primer muerto bloguero. Y eso, creedme, me ha puesto los pelos de punta. Y ni siquiera voy a explicar por qué.

13 comentarios:

Cesc dijo...

Pues si que es estremezedora... La verdad hace poco pensé. Imaginas que un dia mueres? que pasaria con el blog?? Quizás mucha gente no llegaria a enterarse y pensarian: mira, este ha dejado el blog...

Blog A dijo...

secretamente te digo, que en muchas ocasiones he pensado si me muero mis amigos de blog lo sabran? es curioso, me asusta la muerte pero no por dejar de existir si no por dejar de ver a mis gente crecer, por perdeme acontecimientos.
Ha sido una entrada bonita, tierna y nada dramatica, con mucho, mucho corazón, siento mucho lo de Angel .
un beso

Zentolo dijo...

Nunca tan poco y tan indirectamente ha dicho tanto y con tanto sentimiento...

Joey dijo...

yo había leído varias veces el blog de ángel, y ya me había enterado hace unos días de que se había ido, y es una sensación muy rara, sobre todo cuando vemos que su blog sigue ahí. Habrá que mandarle un abrazo muy fuerte ahí donde esté.

P.D. Leola, que cosa malo tu ordenador, ya te echábamos de menos... un abrazo!

Marisa dijo...

Querida Leola, ya echaba de menos
tu entrada.
Si, fué una pena lo de Angel, te
imaginas, el sábado recibes un comentario de él y el lunes te
enteras que ha muerto.Si nosotros
lo hemos sentido tanto, no quiero
ni pensar como estará la familia.

Espero encontrarte el viernes
para nuestras charlas.

Muchos besos.

merce dijo...

Leola, te echaba de menos. Sobre lo de Angel, tambien lo sentí de una forma extraña, no podia creerlo, hacia dos dias que habia entrado en nuestros blogs a comentar...

Me alegro que tu ordenador esté bien.
Quizá no pueda veros el viernes.
Querida amiga de tiernas y poderosas palabras, un abrazo grande.

pasaxeira dijo...

Para mí es la segunda persona del mundo de los blogs que me entero que muere, en ninguno de los dos casos era una fiel seguidora, pero alguna vez me había dejado caer por allí. Me temo que el de Ángel lo descubrí demasiado tarde, ojala que Xoco se pusiese al teclado y escribiese una entrada… no sé, quizás a modo de despedida. Mucha conmoción, no sabría describir exactamente cual es el sentimiento…llevo tiempo con “la muerte” demasiado presente en mis pensamientos.
**
Aprenderemos a ligar, lo dejaremos, se nos romperá el ordenador, el corazón, se arreglará…recogeremos amistades, las perderemos, vacaciones, playas, vínculos… me pareció escuchar en algún lado que le llaman vida...no sé...
Un abrazo enorme, me alegra leerte de nuevo.

Paladín Sombrío dijo...

W!! me alegra que tu ordenador te vuelva a permitir compartir tus cosas con la blogosfera.

Xoco estará bien, y nuestro compañero también. Seguro.
Tu entrada está llena de cosas, como siempre, de cosas valiosas.
Gracias!

Lasosita dijo...

Mi importante Leola!
Me emocionó que contactaras conmigo para preguntar eso que viste en mi papelera.
Para los que conozco, fue una conmoción, por inesperada, por inexperiencia, por " cazarnos " desperdigados e inocentes ante la posibilidad de la muerte.

Ya te conté que sentí más cercana a la gente a quienes sigo y que lo hacen conmigo. Es esa sensación de que en cualquier momento no estaré, y que pasaría entonces?

Un gran abrazo! Te eché de menos!

De las imagenes a las letras dijo...

hola como te va paso para invitarte a que veas mi video que esta concursando en el doritos adchallenge
y felicitarte por tu blog me gusta mucho

Runas dijo...

No conocia el blog de Angel, pero si que da que pensar. Yo he tenido y tengo grandes amigos blogueros, algunos los conzco personalmente , otros nos, pero da igual porque se les llega a coger verdadero afecto . Un beso

juan dijo...

Los amigos unos vienen otro se van los coges para unas cosas y los dejas para otras... es como la vida misma unos se quedan y otros se van,pero hay quien deja pedacitos de su alma... y en vez de estar tristes hay que estar contentos porque en su blog quedan esos pedacitos que podemos compartir... muy bonito tu post seguro que a tu amigo le ha gustado ese detalle...

Billy MacGregor dijo...

Que bonito. Además, es verdad, creo que muchos sienten lo mismo que tú, ya ves. La muerte es tonta.