lunes, 22 de junio de 2009

Ya se me pasará

Sensación
(Del lat. sensatĭo, -ōnis).
1.
f. Impresión que las cosas producen por medio de los sentidos.
2.
f. Efecto de sorpresa, generalmente agradable, producido por algo en un grupo de personas.
3.
f. Corazonada o presentimiento de que algo va a suceder.

Sentimiento

1.
m. Acción y efecto de sentir o sentirse.
2.
m. Estado afectivo del ánimo producido por causas que lo impresionan vivamente.
3.
m. Estado del ánimo afligido por un suceso triste o doloroso.

Nunca deja de sorprenderme lo que soy capaz de sentir. No solo me sorprende que sea capaz de sentir ciertas cosas en ciertos momentos por ciertas personas o circunstancias. Me sorprende la complejidad y aparente incoherencia de muchos de esos sentimientos y sensaciones.

Hace meses cité en una entrada a Pablo Neruda ya que, aunque la poesía no es mi fuerte ni Neruda mi favorito, describía mejor de lo que yo podía lo que sentía.

He vencido la tentación de hacer lo mismo ahora con una canción de Pau Donés. Una entrada sólo con su video y a la mierda. Pero es que, sin ofender, me parece como bajar un escalón -cuando menos- después de Neruda. No puedo hacerlo, al menos sin aclarar la extraña atracción que parte de su música ejerce sobre mí, a pesar de mi resistencia a ello. Toma post data musical.

A lo mejor tendría que haberla colgado con la entrada de ayer en lugar de hacerlo hoy en una entrada sin sentido y que no sabe explicar lo que siente.

Bueno, aguantad un segundito, que voy a intentarlo: Es como si me hubiera tragado un lingote de oro que se quedó en el pecho. Está ahí, ni sube ni baja, no me deja respirar bien y por las noches pesa más. Me recuerda que me merezco todas y cada una de las mierdas que tengo encima. La mitad me las busqué y a la otra mitad no hice nada para detenerla. Me pregunto por qué no soy capaz de definir con precisión lo que me hace sentir así. Lo veo ahí, como una maraña nebulosa, pero no lo puedo diseccionar. No con palabras. Es como si te pincharan con un alfiler. Un pinchazo no duele mucho. Puedes aguantar otro y otro (favor de imaginárselos al mismo tiempo). Puedes resistir un rato, pero, chico, llega un punto en que te jode viva. Y entre tanta tontería, cada vez que miro el correo se me encoge el corazón y se me ensancha el lingote. Y leo sus cuatro palabras y se me encoge el corazón y se me ensancha el lingote. Y yo no sabía que iba a sentir eso por leer cuatro palabras. Y tampoco sé si siento eso por tener un lingote atragantado o si esas cuatro palabras son una causa más en la maraña nebulosa, para tener un lingote.

Intento fallido. Tendría que haber colgado sólo el video y a la mierda.

P.D.M. Duerme conmigo, de Pau Donés.

9 comentarios:

Gata dijo...

No pienses tanto...disfruta de esas 4 palabras y no pienses tanto.
Un besito pa el lingote ;)

Blog A dijo...

Pues a mi me gusta esta canción y Neruda a veces, es que la poésia y yo... pero en ocasiones algo te toca el alma y ...

Joey dijo...

Me encanta esa canción, me encanta la nueva versión después de haberla escuchado por primera vez hace tantos años. En cuanto a lo que sientes, no podemos luchar con lo que sentimos, pero si sientes, estás viva, ¿no? Disfruta de lo bueno, y lucha contra lo malo, es lo que nos queda. Vendes el lingote? Un beso

David dijo...

Hay sentimientos y sensaciones
an difíciles de explicar...
Piensa y reflexiona sobre lo
que te pasa y después actúa.
Un beso enorme.
David.

Elen dijo...

Si encuentras la receta para deshacerte de esa sensación que aplana la vida, que la deja sin profundidad y con sensación de vivir siempre en una nebulosa superficial... no dejes de contármela, please!
Creo que es inevitable sentirse así, debe de ser por la vivencias acumuladas...
Un besiño!!

Lasosita dijo...

Todo tu mundo no debe de girar alrededor de cuatro palabras ajenas, y quizás fugaces...

Busca alguna más, incluso en otra parte!

Un abrazo, Leola!

Marisa dijo...

Tus entradas siempre
tienen sentido.
No des importancia
ni cabida a palabras
que pueden causar dolor
porque sabes que las
profieren con ese fin.

Un abrazo fuerte.

juan dijo...

Lo que sentimos hoy no tiene porue ser lo mismo que qerremos mañana,hoy puedes desear y querer a alguien y mañana igual no... el amor y la vida en si no es una exclavitud a los sentimientos sino que los sentimientos son la exclavitud a los deseos.... un beso
P.D. la felicidad esta llena de pequeños momentos no lo olvides...

pasaxeira dijo...

yo miraría de vender el lingote, sobre todo cuando más pesa...que te puedes sacar una buena tajada.
Esa maraña tomará forma algún día o quizás desaparezca, pero no creo que permanezca mucho tiempo.

El poder de cuatro palabras...a la mierda tía, q no pueden tener tanto ¿nor? dime que no (aunque sé que sí) joderrrrr! ...si tal vez sean la salsa de la vida
Eu que sei, non me faigas moito caso.
Un besazo wapa!