lunes, 27 de julio de 2009

Julio y blog

Julio. El mes en que, por mucho, menos entradas he colgado en este blog. Claro, tengo una excusa. La excusa se llama Tengo la mejor prima del mundo con una casa en la playa. Y es una buena excusa. Pero como yo soy más de darle vueltas a las cosas, no acabo de creérmela.

Sí, en todo el mes apenas he estado en casa. Sí, no he tenido mi ordenador ni internet. Sí. Pero.

A principios de julio este blog cumplió un año. Y para una persona tan adepta a los festejos, es curioso que en absoluto le haya apetecido celebrar ese aniversario.

Recuerdo cuando me senté frente al ordenador ese día un poco nublado y de extraña luz y escribí la primer entrada. Y, como le dije a mi amigo J hace poco, lo recuerdo y sé que quiero estar lo más lejos posible de ese momento.

Empecé este blog porque necesitaba buscarme y me pareció una manera apetecible. Y quizá ese motivo ha sido superado. No el de buscarme, que para mí que esa es una labor que no se acaba en la vida, pero sí el de saciar aunque fuera levemente la brutal desesperación de encontrar en los resquicios algo de mí.

Algo sí que he encontrado, aunque no supiera decir claramente qué es. O sí. Cuando releo las primeras entradas noto una especie de asfixia, de respiración agitada y animal como cuando has dejado de respirar y sientes que desfalleces (palabra cursi). Como cuando vuelves a la vida. Y me pregunto si mis letras y yo hemos evolucionado (palabra falsa) a la par.

Cuando me preguntan sobre qué escribo, no sé que decir. Cosas, digo, cosas que me pasan, cosas que pienso. Cosas.

Así que, es verdad: Tengo la mejor prima del mundo con una casa en la playa. Pero también. Pero también quería extrañar. Pensar qué es esto. Pensar para qué.

Y no tengo ninguna conclusión, solamente que me gusta.
Así que, heme aquí, en un ordenador en un lugar llamado Dolce Birra (qué creatividad, por dios) y metiendo moneditas en una torre.

Porque sí. Porque me da la gana.
Porque el mundo es como es y mi vida es la que es, sigo buscándome y esta es una de las maneras en que me siento capaz de hacerlo.
Estais invitados.


7 comentarios:

David dijo...

Felicidades a tu blog!
Que cumpla muchos más y yo que lo lea!! :D
Un saludo!

Cesc dijo...

Cumplejulios feliz!!!! Y acepto la invitación!

Gata dijo...

oye ...y que se ve desde el mirador en el que has metido las moneditas ;).
Pásalo bien que la vida son dos días y a veces uno sólo
besitos de cuasi playa tb

PALAS ATENEA dijo...

Bueno... un año es mucho tiempo, y si las cosas pueden cambiar de un día al otro, imaginate en un año. Si puedes hacer la lectura de muchas entradas y llegar a esta conclusión, es admirable. Por lo general no nos detenemos a realizar un recorrido de un cierto tiempo, tal vez por que el tiempo va mas rápido que nosotros mismos, tal vez porque no nos damos cuenta. En fin, me alegra saber que puediste enfrentar obstaculos y continuar, habla mucho de tu fortaleza... adelante! Saludos!

merce dijo...

Creo que esta búsqueda es lo más cértero en la vida, descubrirte a tí misma, posiblemente la meta de cada uno, la propia vida, sin interferencias.
De todos modos no dejes de compartir todo lo que tu eres con los demás, no lo dudes vale mucho la pena.
Lo digo por propia experiencia, hemos compartido taller literario, tertulias, risas y experiencias con el grupo mágico y es...buenisimo.

Leola, sigo esperando aquellos relatos...
Un abrazo.

pasaxeira dijo...

yo tb tengo esa prima "la mejor de mundo" que hoy ha vuelto a su país, pero la mía no tiene casa en la playa :-(
Gracias por la invitación, a ver si entre tanto encuentro y desencuentro, damos de una vez con el "bendito punto"
Un abrazo Leola!

De las imagenes a las letras dijo...

entre como el titoulo a este blog uno dos tres probando y la verdad que me he quedado aki for ever...Felicidades por tu magistral blog