lunes, 8 de diciembre de 2008

Regalo

Llegaron los Reyes Magos antes de tiempo. Se presentaron ante mí bajo la forma de mi sobrino de cuatro (dulces, curiosos, imparables) años. Fue hace unas semanas, cuando salí a dar un paseo con él y nos sentamos en una terraza. Pedí unas aceitunas porque íbamos a tomar "un pincho" y las olivas que devora sin pausa no son negocibales. Hacía frío y empezó a nublarse sospechosamente. Éramos los únicos osados en permanecer en esa o cualquier otra terraza, me atrevería a decir que de la ciudad entera. Y ahí hablando, supongo que de Spiderman o de por qué y por qué y por qué y pero por qué cualquier cosa, me lo dio. Porque estando ahí bajo la duda de si la lluvia nos permitiría llegar a casa o no, me di cuenta de algo. Me di cuenta de que no había lugar o situación en el mundo, real o imaginario, en el que prefiriera estar. Que ese instante preciso (y precioso), emulado montones de veces en el pasado y sin duda en el futuro, era justo, justo lo que yo quería. Quizás lo que yo necesitaba. Que no lo cambiaría por nada. Ni amantes, ni amigos, ni deseos, ni promesas. Ese era en ese momento mi lugar en el mundo.
El regalo fue despertar esa conciencia, que se ha repetido a partir de ahí numerosas veces. En ocasiones diversas (con amantes, amigos, deseos y promesas) he vuelto a entender que ese y otro y otro y otro más, cada uno era mío, mi momento, que no cambiaría por nada.
Así que, a sus Majestades de Oriente, gracias. Gracias por mi regalo adelantado, no puedo pensar en ninguno mejor.
Y sobre todo, gracias a ti, rubito, por despertarme.

4 comentarios:

Lasosita dijo...

Ése es un excelente regalo... Felicidades por el despertar!

Leola dijo...

Gracias Lasosita. Ya sabes, a veces la vida te hace sentir un poco dormida así que es bonito cuando abres un ojo, luego el otro y piensas...sí, era esto.
Un beso grande.

merce dijo...

Ohhh!!!que buen descubrimiento, buen regalo, y la forma de expresarlo. Un abrazo.

náufrago dijo...

marabilloso texto. Expresas moi ben o que sinto todos os días,cos meus fillos. Grazas.