lunes, 12 de enero de 2009

No me acuerdo

Me duelen los ojos y los sueños.
Me doy cuenta de que a menudo me creo más lista, más simpática, más guapa y más interesante de lo que soy. Y otras me siento mucho menos lista, simpática, guapa e interesante de lo que quizá pueda llegar a ser.
Me duelen los días y los meses.
Me informan sobre un concurso literario de cartas de amor. Me pregunto si se pueden escribir cartas de amor sin estar enamorado. Me respondo que un escritor tendría que poder. Si puede escribir sobre la muerte o sobre la suerte sin conocerla, por qué no del amor. Pero no sé si quiero inventarlo.
Me duelen las arrugas y las sonrisas.
A veces las sorpresas no resultan tan gratas como había creído. Y las decepciones tampoco alcanzan la magnitud esperada. Y no sé qué es más triste.
Me duelen los puntos y las comas.
¿Qué es lo contrario a me duele? ¿Me gusta, me place, disfruto?
No me acuerdo.

6 comentarios:

Paladín Sombrío dijo...

Lo contrario a "me duele". Si fuese dolor físico, sería placer físico; pero si duelen las comas, no sé yo. Sólo sé que tienes don para escribir y compartir y que espero que si el dolor no es ejercicio literario, se pase pronto.
Bicos Leola.

Hay mucho por vivir..., saberlo no lo hace más fácil, pero a veces da fuerzas.

Lasosita dijo...

Qué reflexión más melancólica, Leola.
Cierto que es posible escribir amor sin poseerlo, pero inventarlo puede dar pereza. Quizás haciéndolo como una petición, un sueño, un deseo...

Un besazo!

Marisa dijo...

Tienes que recordar todo lo grato
y lo otro no merece la pena nombrarlo.
No olvides que las arrugas son la esencia de lo que has vivido con
mayor intensidad. Además porque hablamos de esto. ¡Si eres una niña!.Aún te queda mucho de que disfrutar.
¡ESCRIBE UNA CARTA DE AMOR!.Y dé- janos a todos boquiabiertos.
Aún te queda mucho que disfrutar.
Supiste expresar muy bien lo que en muchas ocasiones todos hemos experimentado.
Un abrazo muy fuerte y arriba el ánimo.

Cesc dijo...

El estar enamorado, no nos engañemos, ayuda. Mucho. Haber vivido amor y desamor, también ayuda. Mucho. Crear, imaginar, siempre es mejor beber de la experiencia...

Pero a veces se olvida uno de lo vivido y imagina lo que vendrá.

Imagina, vive, recuerda.

Saludos

Cesc

Leola dijo...

Es verdad que salió algo melancólico.
Muchas gracias por lo que me dices Paladín Sombrío, me halaga mucho viniendo de ti. No es sólo ejercicio literario, pero al menos sirve para eso. Un bico.
Tienes razón en lo que dices Lasosita, haciéndolo un sueño se vuelve más apetecible. Un beso.
Gracias por el ánimo Marisa. Creo que las arrugas que me duelen son las que no acabo de reconocer como propias...aún. Un abrazo.
Sí, Cesc, creo que hay cosas sobre las que sería difícil escribir sin haber vivido, como el amor y el desamor. Quizá lo que me da pereza en verdad es recordar la tristeza que algunos amores vividos llevan inherentes. Saludos.

merce dijo...

Me encanta tu reflexión, melancolica,tierna, quizá triste,
" me duelen los ojos y los sueños los puntos y las comas"
Me parece tan literario!!!
Hay un tiempo para el dolor, y tambien para el amor. Mímate mucho mientras tanto y siempre.!!!! un beso.