jueves, 26 de marzo de 2009

Un, dos, tres, cuatro

Uno
Todo tiene un precio. Y normalmente lo que menos cuesta es lo que se paga con dinero. Sólo así sabes cuánto vas a pagar y cuándo.
Dos
Ayer me clavé un tenedor en el dedo pulgar, me dejé en la carnicería el papel higiénico que había comprado, me olvidé de quitarme las lentillas para dormir, perdí un billete de lotería, me acordé a medianoche que no había tendido la ropa que puse a lavar por la mañana. Hoy me duele la espalda, la cabeza y el dedo.
Tres
Tengo una amiga asustada porque sus mundos están a punto de colapsar. Teme que todo lo que ha ocultado a su familia para "no darle un disgusto" salga a la luz. Las familias son sistemas complejos alejados de los estereotipos de felicidad que nos hacen sentir culpables. O te jodes o te joden.
Cuatro
Voy de enlace en enlace y encuentro un divertido blog cuyo autor habla de sus experiencias y fantasías sexuales, siempre adornadas con explícitas fotografías. Antes de entrar Blogger me avisa que el contenido es dudoso. Yo pienso ¿dudoso? Dudosos los demás, éste está clarísimo.

14 comentarios:

Cesc dijo...

cinco: hay dias mejores que otros

seis: pero mañana es otro dia

siete: cual es ese blog tan interesante??

ocho: u2 dara un segundo concierto en barcelona, bien!!!

nueve: muy bien!!!

diez: un beso

once: otro

pasajera dijo...

"Las familias son sistemas complejos alejados de los estereotipos de felicidad que nos hacen sentir culpables"

...me quitas un gran peso de encima ;-)


qué bueno lo del contenido dudoso, desde luego que sí, es un contenido clarisimo... jajaja

Sir Bran dijo...

No has explicado cual dedo te has lesionado, y podría carecer de interés, pero también podría tratarse del que se usa para dar un "corte de mangas", y al tenerlo lesionado te revelaste contra los estereotipos de felicidad.
Leola, la primavera sigue haciendo estragos en tus herbores, pero es cierto que hay blogs muy originales sobre sexo, que resultan recomendables.
Estoy como tú... presto al ardor.
Tus textos me refrescan solo momentáneamente. Bicos especiales.

Leola dijo...

Sí, pasajera, la familia no se escoge y quizá deberíamos torturarnos menos al respecto. Pero lo cierto es que es la clase de tema que aunque se apacigüe a veces, siempre vuelve y vuelve y vuelve...
Gracias por el guiño y un beso.

Gracias Cesc, me hiciste reír en un día tan raro como éste. Hoy sólo me apetecía recibir un par de mimos y no pudo ser, así que con tu permiso me tomo mis dos besos como mi mimo del día. Te paso el enlace a ese blog, pero por dios que no haya menores cerca cuando entres. Un besito.

Leola dijo...

Estimable Sir Bran: el dedo afectado es el pulgar izquierdo y no sabes la de cosas que se hacen cuesta arriba al no contar con él. Atarse los cordones de los zapatos es una tarea casi imposible.
La verdad que la primavera está resultando muy intensa e interesante, tal como había previsto. Lo que no preví son esa serie de extraños acontecimientos y accidentes alrededor de su influjo.
Me alegro de que te refresques con mis palabras y también de que sea sólo temporalmente.
Un bico grande.

Elen dijo...

mañana será un nuevo día, seguro que mucho mejor. Volverás a recuperar tu dedo, ya lo verás!!
Un besote y un mimo grande.

merce dijo...

Leola, verdades como mundos...
y ademas...me hiciste, reir...lo siento no pude evitarlo, por la forma de expresarlo...o mas bien por reconocerme en esos "dias desastre". ...Y que sepas que ya fuí a curiosear... "interesante"

Un beso. Y espero verte mañana!!!

Angel dijo...

Siento lo del dedo, es el peor sitio donde hacerse daño, con lo que se utiliza... Y muchas gracias por mencionarme... Y de dudoso contenido me dicen que soy... ains... si más explicito, como dices, no puedo ser.. Si es que el mundo está loco.

Lasosita dijo...

Hablado ya contigo: " las familias... suelen ser universos complejos que nos dan libertad " encerrada " entre cariños obligados o reales, pero siempre con factura final.

Todo tiene un precio... hasta eso.

La entrada, Leola, acertadísima...

Un gran abrazo, y buen finde!

Leola dijo...

¡Gracias Ellen! Es verdad que mi dedo se va recuperando y sí, hoy veo las cosas de otro color. Un beso.

No sé si podré ir ha la reunión Merce :( y si es así os echaré de menos. Gracias por pasar por aquí ¡Un beso grande!

De nada Angel, gracias a ti por pasar por aquí. Y sí ¿dudoso? Dudoso el mío, que nunca sé realmente de qué estoy hablando jajaja Un beso.

Gracias por los mimos Marisa. Es verdad que en esos días lo mejor es dejar que pasen, y llevarlos con alguna dignidad... Un abrazo fuerte.

Runas dijo...

Lo peor por lo que veo a sido el paso dos, ese dia no estuvistes muy fina entre el tenedor , los olvidos, la perdida del billete .....El cuatro tiene su punto jajajjaja. Un beso

Marisa dijo...

Anulé comentario porque se coló
una errata.
Perdón Leola.
Ayer se te echó de menos,consulta porque hay cambios para próximas
fechas.
Hasta pronto y un fuerte abrazo.

Bellota dijo...

Hay días que sólo sirven para recordarnos que todo puede ser peor. Lo bueno es que lo cuentas y parece hasta gracioso.

Leola dijo...

Gracias Lasosita. Sí, ya sabemos las esquinillas empolvadas que encierran el nucleo familiar... en fin. El finde, pues trabajando, pero mejor eso que estar en paro, qué se le va a hacer. Un beso grande.

Uf, sí, Runas, aún me duele el dedo, pero ya se va curando. Soy tan torpe a veces... Un beso.

No te preocupes Marisa, ya cancelé el comentario para que no salga nada. Yo también os eché de menos, espero que la próxima reunión sea pronto y gracias por el dato, procuraré estar informada. Un beso grande.

Si Bellota, tienes razón, a todo el que le expliqué la historia del tenedor le resultaba muy graciosa. Pierdo un dedo pero gano una anécdota, je. Un saludo.